D. José María de Rojas y Espelete

Presidente del Real Círculo de Labradores (1912-1915)

WhatsApp

reservas-padel3

1912 – 1915

Nació en Pamplona el 23 de octubre de 1872, como buen pamplonica muy devoto de San Fermín y enormemente aficionado a la fiesta de los toros que se celebraban sobre todo en la festividad del Santo Patrón.

Tras los estudios de Bachillerato, su padre don Ricardo de Rojas y Porres, Marqués de Alventos y Conde del Sacro Imperio, lo envió a Deusto a la universidad regentada por la Compañía de Jesús para que se licenciara en letras haciéndose jurista. Pero a la muerte de don Ricardo, en 1900 tiene que sucederle. Cuatro años antes, en 1896, contrae matrimonio con doña Clementina Brieva Rojas, joven sevillana que había conocido en San Sebastián.

La boda se celebra en Sevilla, eligiéndose a petición de la novia el día de San Fernando, 30 de Mayo. De este matrimonio nacieron cuatro hijos, dos hembras y dos varones, con la desgracia de que muy jóvenes fallecieron los varones lo que obligó que el título de marqués de Alventos pasara a su hija Narcisa, casada con don Manuel Medina Carvajal.

Como un sevillano más, don José María de Rojas se dedicó a la agricultura, realizando una extraordinaria labor principalmente en el cultivo de algodón, en el que se le puede considerar pionero.

Sus éxitos en la finca llamada San Sebastián del término de Brenes, traspasó fronteras, dando ocasión a que el rey Alfonso XIII se interesara por ello y visitara más de una vez aquel cultivo de algodón. También cultivó con gran esmero, la aceituna, y su finca de olivar Torrequemada en Bollullos de la Mitación, era un ejemplo de ello.

Fue presidente del Círculo desde 1912 a 1915 y aunque no fue muy largo el tiempo de su mandato, si fue muy fructífera su gestión.

A la edad de 77 años falleció en nuestra ciudad el 28 de febrero de 1949. Entre las numerosas distinciones de las que fue objeto merecen ser destacadas el nombramiento de Gentil hombre de Carmona, y servicio de SM Don Alfonso XIII. Los ocho años que fue, a partir de 1923, Teniente Hermano Mayor de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla.

Estaba en posesión de la Gran Cruz de Isabel la Católica.