D. Eduardo Ybarra y González

1887 – 1889

Nació en Sevilla en 1846, hijo del primer Conde de Ybarra. Fue elegido concejal del Ayuntamiento de Sevilla y Teniente de Alcalde pasando a ser Diputado por el Distrito de Sanlúcar la Mayor.

Representó a Sevilla en las Cortes y por último fue nombrado por Real Orden, Senador Vitalicio en 1897.

Perteneciente al Partido Conservador, tuvo la jefatura del mismo en la provincia de Sevilla desde la Restauración hasta su muerte.

Estuvo dedicado a los negocios agrícolas, destacando la compra en 1884 de la mitad de la ganadería Murube de toros de lidia y de la que proceden, a través de Parladé y Saltillo, muchas de las más importantes ganaderías de los momentos actuales.

Fue Caballero Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica; ocupó el puesto que tuvo su padre en la Real Academia de Bellas Artes de Sevilla; Caballero Gran Cruz de la Orden de la Concepción de Villaviciosa, que le concedió el Rey de Portugal.

Falleció en Madrid, el 1 de Julio de 1911, donde se encontraba accidentalmente, siendo trasladado su cadáver a Sevilla y sepultado en la Iglesia de los Padres Capuchinos, donde también está enterrada su mujer Doña Guadalupe de Pablo Llorente.

1887 – 1889

Nació en Sevilla en 1846, hijo del primer Conde de Ybarra. Fue elegido concejal del Ayuntamiento de Sevilla y Teniente de Alcalde pasando a ser Diputado por el Distrito de Sanlúcar la Mayor.

Representó a Sevilla en las Cortes y por último fue nombrado por Real Orden, Senador Vitalicio en 1897.

Perteneciente al Partido Conservador, tuvo la jefatura del mismo en la provincia de Sevilla desde la Restauración hasta su muerte.

Estuvo dedicado a los negocios agrícolas, destacando la compra en 1884 de la mitad de la ganadería Murube de toros de lidia y de la que proceden, a través de Parladé y Saltillo, muchas de las más importantes ganaderías de los momentos actuales.

Fue Caballero Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica; ocupó el puesto que tuvo su padre en la Real Academia de Bellas Artes de Sevilla; Caballero Gran Cruz de la Orden de la Concepción de Villaviciosa, que le concedió el Rey de Portugal.

Falleció en Madrid, el 1 de Julio de 1911, donde se encontraba accidentalmente, siendo trasladado su cadáver a Sevilla y sepultado en la Iglesia de los Padres Capuchinos, donde también está enterrada su mujer Doña Guadalupe de Pablo Llorente.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies